Los caballos llegan a mi vida de la mano de mi hija Esther. Nuestro caballo Campero fue el vínculo de unión en nuestros momentos más difíciles y pasó a formar parte de nuestra familia.

Llegó con mi separación matrimonial; inscribí a Esther en clases de equitación y ella me enseñó a montar. Confié en Campero desde la primera mirada y empecé a mejorar. ¿Cómo? poco a poco, sin darme cuenta.

Cuando montaba, olvidaba los problemas. Me sentía tranquila, libre, segura, con más confianza y autoestima. Aprendí a trabajar mi frustración, os cuento como: imaginaos 15 minutos queriendo que el caballo iniciara la marcha y no había manera… ¡lloraba de rabia! Esos momentos me hicieron ser consciente de que mis emociones bloqueaban a Campero por lo que tuve que aprender a gestionar mis emociones para conseguir que iniciara la marcha.

 

 

Más tarde, decidí certificarme como Coach en la especialidad con caballos; ahí se unieron mis dos pasiones, las personas y los caballos y decidí crear mi propia empresa: “MetamorfosisRYM, Coaching con Caballos”.

Mi objetivo es mostrar a las personas lo que los caballos pueden hacer por ellas; de esta manera, les devolveré todo lo que ellos han hecho por mí.

Rosa Yepes Mencía

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba

Este website utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información >

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar